Con la intención de causar un determinado efecto, y no por descuido o sin intención.