Forzar un sentido para percibir mejor algo.