Tendencia a procurar el bien de las personas de manera desinteresada, incluso a costa del interés propio.