Dicho de la tierra: Que no está labrada ni adehesada.