Que brilla por haber sido frotado o pulido.