Paraje sin árboles en lo interior de un bosque.