Movimiento violento hacia atrás hecho por un caballo u otro équido con una o ambas patas traseras.