Inclinarse un barco por la fuerza del viento u otra causa.