Dejarlo plantado, abandonarlo.