Exigir explicaciones sobre un asunto, especialmente si se hace con autoridad o con derecho.