Es una locución latina que significa «después de lo escrito». Usualmente abreviado P. D. (Postdata)