Bahía o ensenada en la que pueden fondear los barcos para abrigarse del viento.