Burlarse con extremo, mofarse de alguien, o ridiculizarlo.