De sobrecoger. Sorprenderse o sentir una persona mucho miedo.