Montón de tierra con que se rellena un hueco o que se levanta con un fin determinado.