Golpes involuntarios dados con el pie contra un obstáculo o contra el suelo al ir andando o corriendo y que provoca una pérdida del equilibrio.