[persona, animal] Que demuestra cariño de una forma exagerada y a veces empalagosa, generalmente para conseguir algo.
“don Juan, qué bien se encuentra usted, ―le decían zalameros algunos convecinos”