De zarandear. Mover a una persona o una cosa de un lado a otro con rapidez y energía.